miércoles, 27 de mayo de 2015

¿Beber cerveza y no engordar?


  Tomar unas cañas con los amigos, disfrutar de una cerveza con tranquilidad, refrescarse con una cerveza casi helada, sin duda, placeres de la vida para cualquiera. En esta ocasión revisaremos de manera práctica qué nos ofrece esta frecuente dinámica sociocultural respondiendo a unas preguntas:

¿Cuánto "engorda" la cerveza?, ¿mucho o poco?

  La cerveza es un líquido derivado de fermentación alcohólica de diversos cereales (cebada malteada, trigo, arroz, etc.). La energía que aporta la cerveza proviene del alcohol y de los macronutrientes que contiene, principalmente carbohidratos y algo de proteínas. El contenido alcohólico es el principal factor responsable de las calorías de la cerveza. De esta forma, la gradación de cada cerveza en cuestión, marca su contenido energético, cumpliendo la norma de a más alcohol más energía. Las calorías dependientes del alcohol se calculan con la siguiente fórmula para cada 100cc de cerveza:

Gradación alcohólica de la bebida x 0.8 g/mL (factor de corrección para la densidad alcohólica) x 7 Kcal/g

  Por ejemplo, para una cerveza habitual de 5 ó 6 grados de alcohol: 

5-6% x 0.8 x 7 = 28-34 Kcal/100 cc

  O para otra típica de doble fermentación de 8 grados:

8% x 0.8 x 7 = 45 Kcal/100 cc

  Y esto solo el alcohol, ahora habría que añadir la cantidad de energía que aportan los 4 g de carbohidratos y proteínas que contienen (es un derivado cereal) cada 100 g de cerveza. Es decir, otras 16 Kcal, que sumado a lo anterior de nuestra cerveza de 5-6 grados hacen unas 45-50 Kcal por cada 100 cc. De forma más práctica para nuestro ejemplo de cerveza con 5 ó 6 grados de alcohol:

- un quinto (200 cc): 90-100 Kcal
- una caña (250 cc):110-125 Kcal
- un tercio (330 cc): 150-165 Kcal 
- una pinta inglesa (568 cc): 255-285 Kcal
- una pinta americana (473 cc): 210-235 Kcal

  Como acabamos de ver, diferentes gradaciones dan diversas energías, el alcohol aporta aproximadamente 2/3 partes de las calorías totales de la cerveza. La cerveza "sin alcohol" (<1% de alcohol en España) ó "0" sigue teniendo 15-25 Kcal/100 cc que salen de los macronutrientes de los cereales de partida, y en menor lugar del alcohol (para las "sin alcohol"). Es decir, aproximadamente entre una tercera parte y la mitad de energía que las originales cervezas con alcohol.

  La cerveza "light" tiene que tener una reducción mínima del 30% de energía respecto a la cerveza original de la que derive. La cerveza "light" puede o no tener alcohol, normalmente tienen una gradación de 2.5-3.5%. Así que la cerveza "light" suele tener alcohol, aunque aporta solo unas 20-30 Kcal/100 cc, algo parecido a las cervezas "sin alcohol" o "0". Es decir, las cervezas "sin alcohol" o "0" son además "light", solo que esto no se publicita porque puede generar en el consumidor el sentimiento de que no son tan fuertes o auténticas como la cerveza original.

  Aparte de esto, la cerveza tiene poco más desde el punto de vista nutricional, cantidades mínimas del complejo vitamínico B y algunos electrolitos estándar.

  La cerveza puede tomarse sola o acompañada de comida. En España es costumbre tomarla junto a tapas y pinchos, debiendo sumarse a lo anterior la energía y nutrientes que tienen estos. Los más frecuentes son aceitunas, patatas fritas de bolsa, tortilla de patatas, croquetas, empanada, embutidos y queso, tan apetecibles como poco recomendables para mantener la línea.



Dos "jarritas" de medio litro o cuatro cañas de cerveza son unas 500 Kcal.

  Si la cerveza "engorda" mucho o poco dependerá de con qué se compare. Veamos algunas similitudes con otras alternativas frecuentes de consumo: 
- un tercio de cerveza aporta una cantidad de energía similar a una lata de refresco azucarado (cola, naranja, limón, etc) o un vaso de vermú.
- un quinto de cerveza es similar a una copa de vino o un vaso de zumo de naranja.
- la cerveza y la sidra aportan una cantidad de energía parecida.

  Una forma de hacerse la idea de lo que "engorda" la cerveza es imaginar que estamos bebiendo pan líquido diluido a una quinta parte del peso original del pan.

¿Y todo esto que repercusión tiene en el organismo?

  Curiosamente, el consumo diario de menos de medio litro de cerveza no se asocia a mayores índices de obesidad. ¿Cómo puede ser que beber regularmente casi 250 Kcal diarias no engorde?: la evidencia apunta a la restricción en el aporte energético de otros grupos alimentarios, un clásico de "las gallinas que entran por las que salen", algo parecido a como ocurre con consumidores habituales de frutos secos.
  Sin embargo, el consumo regular de más de medio litro de cerveza diario sí se asocia a mayor riesgo de sufrir obesidad.

¿Pero tiene algún efecto beneficioso?

  El alcohol que contiene la cerveza es un efectivo vasodilatador, por esto y por el efecto saludable de sus polifenoles (como en el vino) reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares. El alcohol contenido en 2 tercios o latas de cerveza o una pinta inglesa (25 g) reduce el riesgo de desarrollar estas complicaciones.

¿Efectos perjudiciales?, ¿cuáles?

  La cerveza es un medio para la adicción alcohólica, produce graves alteraciones en el hígado como hepatitis y cirrosis alcohólica, úlceras intestinales y eleva las grasas de la sangre (especialmente los triglicéridos).
  Además, el consumo de alcohol (no hay nivel mínimo de seguridad) incrementa consistentemente el riesgo de cáncer de boca, faringe, laringe y esófago. Además, se relaciona con el desarrollo de cáncer de estómago, colorectal, hígado, mama y ovarios. Particularmente, beber cerveza a diario aumenta el riesgo de cáncer intestinal (colorectal).

  La cerveza puede contener aditivos, sorprendentemente las "sanas" cervezas "sin alcohol" o "0" son las que se llevan la palma. De todas las cervezas de este tipo revisadas para esta entrada, solo una, Estrella de Galicia  0.0, no tiene aditivos artificiales. Damm Free y Aurum añade jarabe de glucosa y/o fructosa, manía de edulcorar algo que debería saber algo amargo. La famosa y vendida Buckler 0.0 introduce hasta cuatro aditivos en su receta. Otras marcas populares como Amstel o Mahou tampoco quedan atrás a la hora de mezclar aditivos. Así que es muy recomendable revisar su "sana" cerveza "sin" o "0" para ver si se lleva una sorpresa. Si se encuentra una bebida en la calle y no conoce lo que es no se la bebería, entonces, ¿por qué va a hacer lo contrario con algo llamado E224, E330, E405 ó E414?, ¿acaso sabe lo que es?.

  De lo anterior, y por si alguien aún no lo sabía, beber alcohol mata, y además deteriora la salud y la calidad de vida de sus consumidores.

¿Cerveza durante el embarazo y lactancia?, ¿es seguro?

  Las intoxicaciones etílicas durante el embarazo producen abortos, partos prematuros, retraso del crecimiento y muerte fetal. Por lo tanto no se recomienda el consumo de cerveza, ni otras bebidas alcohólicas, durante el embarazo.

  No se ha demostrado que la ingesta de cerveza incremente significativamente la producción de leche materna. El consumo esporádico de pequeñas cantidades de alcohol no ha demostrado ser perjudicial en madres amamantando, aunque el traspaso de cerveza u otras bebidas alcohólicas a los niños a través de la leche materna deteriora su capacidad cognitivomotora.
  
  Es decir, tampoco se recomienda el consumo de cerveza ni otras bebidas alcohólicas mientras se amamante.



  En resumen, beber cerveza y otras bebidas alcohólicas ofrece un mínimo beneficio comparado con la inmensa cantidad de perjuicios para la salud. De aquí que no sea adecuado por parte de ninguna autoridad sanitaria o gobierno recomendar el consumo de cerveza u otras bebidas alcohólicas.


¿Negocio de cerveza?,¿qué papel juega usted?

  El precio mínimo de venta al público de la cerveza oscila normalmente entre 1-2 €/litro, casi lo mismo que el litro de zumo y el doble que el litro de leche. Pero aquí el producto básico es más barato (cereales) y el margen de beneficio se acerca al 75% del precio final. Comprende ahora ¿por qué vender cerveza está en manos de multinacionales?, o ¿por qué proliferan las cervecerías tradicionales, locales o caseras?, o ¿por qué existen franquicias de bares que disputan con la guerra de la caña más barata?. Con unos 200 g de cebada malteada se puede elaborar un litro de cerveza, ¿sabe cuánto cuesta esta cantidad de cebada?: no llega a 5 céntimos de euro, ¿a cuánto paga el litro de cerveza?: mínimo 20 veces más, un negocio redondo, como su michelín cervecero.


La opurtunidad de cambiar está ahora en sus manos.



Si quiere estar actualizado, pinche aquí.


Si quiere conocer más sobre Educación Nutricional, pinche aquí.


Si desea adquirir, viva donde viva, su ejemplar de Educación Nutricional, pinche aquí.


1 comentario:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar

Tu comentario esta pendiente de revisión. Gracias.